Si practicas senderismo pero eres de los que bebe sólo cuando siente sed, este consejo es para ti.

Somos 3 cuartas partes de agua, y cuando hacemos ejercicio podemos llegar a perder más de 3 litros. Si no nos hidratamos correctamente podemos sufrir mareos, debilidad, hipoglucemia o subida de temperatura.

No salgas nunca de ruta sin llevar agua en tu mochila. Al menos un litro por persona, aunque habrá que calcular la cantidad dependiendo de los km, la dificultad y tus propias necesidades.

Son mejores las bebidas frescas ya que se absorben de forma más rápida. ¡Pero que no esté congelada o será malo para tu garganta, y no podrás hidratarte bien!

¿Cuánto tengo que beber?

Lo ideal es beber un vaso de agua cada 30 minutos. Sin esperar a tener sed, porque eso significa que te estás empezando a deshidratar.

¿Y cuando he terminado el ejercicio?

Hay que seguir hidratándose hasta 2 horas después. Así compensamos lo que hemos perdido durante la ruta.

Las bebidas isotónicas.

Son buenas porque nos aportan sales minerales y otros componentes que necesitamos. Así además de hidratarnos reponemos esas sustancias que perdemos al sudar.

Receta isotónica:

¿Quieres preparar una bebida isotónica casera? Aquí tienes los ingredientes:

– 1,5 litro de agua
– 100grs de azúcar
– zumo de 1 limón
– media cucharada pequeña de sal
– media cucharada pequeña de bicarbonato

Nosotros cuando salimos siempre llevamos 3 cantimploras. Una de agua de 1litro, otra de agua de medio litro y otra de bebida isotónica de medio litro. Esto por supuesto cambia dependiendo de la dificultad de la ruta, de los km y del tiempo que haga. Tienes que valorar cuanta agua necesitarás, y pensar si la tienes que llevar desde el principio porque en la ruta no hay fuentes o en cambio puedes “repostar”.

Las cantimploras especiales de senderismo son muy útiles ya que están preparadas para poder colgarlas y ademas conservan mejor la temperatura. Las puedes conseguir en cualquier tienda de deporte. Además hay marcas de agua que venden formatos especiales para practicar deporte, más cómodos que las botellas de agua tradicionales. También existen las “Camelbags” que son bolsas de agua que se introducen en la mochila con un tubo que sale por fuera. Son más cómodas durante el camino pero hay que mantenerlas bien. Nosotros somos más fans de las botellas.

Así que ya sabes, hidrátate en tus rutas y notarás la diferencia.

Posted by:Viento de Cara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *