¿Alguna vez has puesto en Google “paraísos en España”? Pues el Parque Natural del Monasterio de Piedra no te va a defraudar.

Estanque Monasterio de Piedra

A 100km de Zaragoza es un sitio ideal para viajes de fin de semana. Es una ruta fácil de hacer y muy espectacular por sus cascadas, bosques y rincones mágicos. Además está muy bien señalizado y acondicionado para poder comer allí o descansar en cualquier parte de la ruta. Perfecto para todos los públicos.

Lago Monasterio de Piedra

Aunque no sea una ruta técnica o con dificultad, sino que más bien es un paseo, merece la pena conocerlo. ¿Te animas? Aquí te contamos los detalles.

– Inicio: Parking Monasterio de Piedra (Nuévalos).
– Final: Parking Monasterio de Piedra (Nuévalos).
– Distancia: 7 km.
– Dificultad: Fácil.
– Desnivel: Leve, algún tramo de subida y algún tramo con escaleras.
– Circular: Si
– Mapa: Consulta el plano.

Puente Monasterio de Piedra

Entrada Monasterio de Piedra – Cascada la Caprichosa

La ruta no tiene pérdida. Sacamos la entrada en la taquilla (cuesta 15€ los adultos y 11€ los niños y mayores de 65 años. Quizás algo caro pero merece la pena). En la taquilla te dan el mapa y luego es tan sencillo como seguir la ruta roja todo el camino. Es muy fácil de seguir y está todo muy bien indicado.

Cascada Monasterio de Piedra

Al poco de empezar llegamos a uno de los rincones con más encanto del parque el estanque de los patos. En primavera el agua se cubre de algodón dejando una estampa muy romántica. Seguimos nuestro camino y enseguida empezamos a ver saltos de agua y cascadas como la de la Trinidad. Pasaremos también por la Gruta del Artista y de la Bacante (pequeñas cuevas). Llegaremos a uno de los miradores clave: el mirador de la Cascada la Caprichosa.

Gruta Monasterio de Piedra

Cascada la Caprichosa – Gruta Iris

Seguimos nuestro camino atravesando un puente que se abre camino a través de la tierra y el bosque. Un poco más adelante encontramos la Gruta Iris. No te puedes ir del Parque sin pasar por ella, es uno de los paisajes más espectaculares que hemos visto.

Cascada Monasterio de Piedra

Nos adentramos en una cueva bajando por unas sinuosas escaleras. Llegarás a una gran gruta cuya puerta custodia una increíble cascada la Cola de Caballo. Adentrarse en la cueva y ver el río a sus pies es lo mejor de todo el parque.

Cueva Monasterio de Piedra
Gruta Iris Monasterio de Piedra
Gruta Iris interior

Cascada Cola Caballo – Lago Espejo

Avanzaremos por la gruta hasta salir al exterior donde tendremos otra perspectiva de la gran cascada. Luego llegaremos a una zona tranquila por la que pasear al lado del río, hasta llegar a la Peña del Diablo y al Lago Espejo. El agua es tan clara que parece un cristal. Lo rodeamos y cruzamos por un puente flotante. Es un sitio perfecto para disfrutar de la calma y el entorno. Aunque un poco más adelante hay una gran zona de descanso con bar y columpios donde poder comer tranquilamente.

Lago Espejo Monasterio de Piedra
Lago Espejo Monasterio de Piedra

Lago Espejo – Fin de ruta Monasterio de Piedra

Después de la pradera cogemos la ruta que indica hacia la salida para emprender el camino de vuelta al inicio. Hay que subir un poco pero no es durante mucho rato. Al final de la visita, con la entrada está incluida la visita al Monasterio de Piedra. Se llama así por el río Piedra y no por el material. Además cada pocos minutos salen visitas guiadas gratuitas que te cuentan la historia del Monasterio y sus desventuras. El Monasterio tiene una parte abierta a los visitantes. La otra es el hotel del Monasterio de Piedra, para los que quieran dormir en un sitio especial.

Monasterio de Piedra

Como ves es una ruta muy fácil, pero con gran espectacularidad. Esperamos que te guste y que te animes a conocerlo. Eso sí, si lo que quieres es soledad visítalo entre semana, ya que los fines de semana hay más gente. Si quieres más información puedes visitar la web del parque www.monasteriodepiedra.com. ¿Te has quedado con ganas de más sitios  con encanto? Descubre un parador en un castillo en Cuenca.

Blog Viento de Cara
Posted by:Viento de Cara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *